Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

Archivo para marzo, 2010

Poema de invierno #2

Aún no es, pero pronto será. A lo lejos se escucha el eco de los truenos como tambores de guerra.

El polvo se levanta con la furia del viento, se arremolina y danza cual rogativa implorante hecha a la Diosa de diosas.
Las ranas saben más de estas cosas porque conocen bien el conjuro.
El hombre…, bueno el hombre es frívolo y su intuición se limita sólo a los placeres del goce.
En cuestiones de clima, el hombre prefiere dar crédito al canto de las ranas.

Anuncios