Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

Archivo para mayo 21, 2008

Hola de nuevo

Carela

 

Carela me prestó sus ojos por unos momentos; me horroricé y sentí una gran conmiseración por la forma nefasta en que Carela observaba el mundo.

Carela me prestó su nariz y mi pena aumentó al darme cuenta que su olfato no percibía ningún aroma.

Carela me prestó sus oídos y lloré ante tal mutismo.

Carela me prestó su lengua y en vano traté de saborear los  manjares.

Carela me prestó su piel y por fin pude saber que Carela estaba muerta; vanas caricias se deslizaron por mi cuerpo.

Sí, Carela ha muerto; solo es un recuerdo con forma de mujer, que camina animado por sinergias físicas.

Anuncios