Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

Archivo para abril 9, 2008

Desahuciada

Con mis manos vacías he llegado y con ellas vacías también partiré.

Todo para mí fue inasible, todo tan resbaladizo y volátil.

Nada jamás me perteneció; nada, excepto este cuerpo decadente que un día dejaré al garete por las cloacas de la humanidad.

Hoy , hablo desde mi soledad, desde la más grande que jamás haya sentido ; hablo desde el miedo aterrador que ahora me embriaga.

Mis sueños se han marchado y solo escucho aquellas palabras homicidas; la procacidad de aquellas palabras que se clavaron como una daga en mi pecho; aquellas que me dejaron inerme; aquellas que me indicaron la puerta de salida.

He rebotado como un hule en las sucias paredes de mi insensatez , y ahora tengo esta daga clavada en mi pecho y sé que cuando alguien la saque, mi corazón saldrá en un hemático raudal de tristezas y esperanzas abatidas.

He sido herida de muerte, herida desde los albores de mi conciencia.

Sé que un día me encontraré de frente con la muerte, y cuando ésta retire de mi pecho la daga, escaparé en ese revoltijo de plasma y corazón.  

Anuncios