Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

Siguen los días pesados

Hay un canto que aunque hermoso llega a mis oídos con gran melancolía.

Es la mirla, que encerrada en su fastuoso palacete, libera en su melodía una sarta de letanías tristes.

Su canto es el único capaz de cruzar los barrotes del cautiverio.

Es por eso que todas las tardes infla el pecho y entona su canción, con la esperanza de que su canto un día, regrese con las llaves de la libertad.

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: