Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

Archivo para enero 4, 2008

De aquellas tristezas

Hoy mi tristeza tiene la forma de los días de lluvia.

Antes ha tenido la forma de las notas menores o también la del pelícano que busca un lugar discreto entre las rocas para morir.

Pero hoy, tiene la forma de melancólicos nimbos que avergonzados derraman su llanto.

Hoy nuevamente, he sentido el desdén en sus palabras; me mira de soslayo y se imagina el mundo sin mi presencia; pero, después de un momento, piensa que su aguijón ponzoñoso no se ha enterrado lo suficiente en mi alma.

Acaso querrá cobrarme el mal sabor de sus recuerdos; acaso deba yo prohijar sus heridas y derramar por ellas mi sangre.

Quedaré exangüe entonces porque sus heridas parecen ser profundas.

Me odia y cada día muero en sus palabras, en su mirada; muero en sus deseos.

Me sepulta en sus sueños y desespera de rabia cuando escucha en las mañanas mi estertor agónico.

Me mataría a traición, si no fuera porque piensa que así me libraría de un suplicio.

Hoy las nubes convergen como plañideras y lloran por mi muerte, por esa muerte que se repite cada momento es sus pensamientos.

Anuncios