Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

Archivo para enero, 2008

Balance del plenilunio

Que catártica noche tuvimos; la luna emergiendo de  la montaña, la música y la poesía.

No puedo más que agradecerle a la madre naturaleza por regalarnos una noche tan hermosa.

Momentos, la vida se compone de esos momentos que como todos se van, pero  que dejan en nosotros un grato recuerdo, para aquellas que serán nuestras futuras evocaciones.

Gracias a todos; espero que como esta tengamos muchas más.

Un bello fragmento de Rayuela

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas con soberana libertad.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca, y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Si nos mordemos el dolor es dulce, si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

                                                            Rayuela-Julio Córtazar

Plenilunio

Quiero que este poema sea la invitación para nuestra primera velada de luna llena del nuevo año.
Pienso que todos necesitamos una catarsis y nada mejor que darnos un baño de luz de luna.
Esto será el próximo martes 22 de enero.
Esperemos pues que los buenos vientos soplen a nuestro favor.
Recuerden que la invitación es para todos.
Nos hablamos

NOCHE DE PLATA

No es una buena noche para ocultar rostros avergonzados;
no es una buena noche para el fugitivo que se oculta en el bosque;
no es una buena noche para aquellos amantes que suelen amarse entre los arbustos.
Hoy la luna con su fulgente luz, revela los secretos más íntimos de la oscuridad.
Hoy es una buena noche para recorrer las sendas que se descubren con su resplandor de argento;
hoy es una buena noche para que el poema se libere de sus grillos;
hoy es una espléndida noche para que la guitarra desencadene sus melodías y nos cuente una historia.

ConVerGentes, hacemos parte del mundo

Veredita olvidada de algún dios omiso quizás, relegados en un lugar que apenas comienza a aparecer en los mapas de la ciudad, somos ahora la voz de una comunidad que habla y expresa sus inquietudes a través del grupo ConVerGentes.

Hoy nuestra opinión cuenta y tiene un espacio en la red, un espacio que nos permite llegar hasta los últimos rincones del planeta y mostrar así como es posible madurar un sueño hasta convertirlo en una realidad concreta.

Pero…¿y qué es eso de ConVerGentes?

ConVerGentes es un grupo conformado por usuarios asiduos de la Biblioteca Pública Piloto filial La Loma, que convocados un día por su director Gabriel Vanegas, nos reunimos con la propuesta de crear nuestros blogs en la red y hacer de ellos una buena herramienta para buscar posibles soluciones a las problematicas de la comunidad de La Loma, una vereda perteneciente al Corregimiento de San Cristóbal, municipio de Medellín.

¿Y el balance del grupo hasta ahora?

Muy positivo. El pasado viernes se llevó a cabo lo que podríamos llamar nuestra presentación en sociedad.

En la tarde tuvimos una integración en la que participó David Sasaki director de Rising Voices y nuestro tutores Alvaro Ramirez, Alfredo Marulanda y Gabriel Vanegas.

 La noche llegó y con ella comenzaron a llegar también los invitados; el secretario de cultura de Medellín, las directivas de la Biblioteca Pública Piloto Central, la delegación del grupo de Santo Domingo y muchos otros y, por supuesto, la comunidad.

Los resultados fueron maravillosos; todos quedaron muy satisfechos con la demostración de nuestro trabajo, que incluyó la presentación de los videos realizados desde la creación del grupo, destacando entre estos el de “Suso”, personaje que por su condición se ha convertido en uno de nuestros principales objetivos.

También tuvimos la intervención de David Sasaki quien habló sobre el programa Rising Voices, la de Gabriel Vanegas y don Alvaro Ramirez nuestro profe, a quien le agradezco inmensamente en nombre de todo el grupo.

Esperamos pues seguir trabajando y poner todos los conocimientos adquiridos en pro de nuestra comunidad y aunque suene ambicioso, también en pro de toda la ciudad.

Siguen los días pesados

Hay un canto que aunque hermoso llega a mis oídos con gran melancolía.

Es la mirla, que encerrada en su fastuoso palacete, libera en su melodía una sarta de letanías tristes.

Su canto es el único capaz de cruzar los barrotes del cautiverio.

Es por eso que todas las tardes infla el pecho y entona su canción, con la esperanza de que su canto un día, regrese con las llaves de la libertad.

De aquellas tristezas

Hoy mi tristeza tiene la forma de los días de lluvia.

Antes ha tenido la forma de las notas menores o también la del pelícano que busca un lugar discreto entre las rocas para morir.

Pero hoy, tiene la forma de melancólicos nimbos que avergonzados derraman su llanto.

Hoy nuevamente, he sentido el desdén en sus palabras; me mira de soslayo y se imagina el mundo sin mi presencia; pero, después de un momento, piensa que su aguijón ponzoñoso no se ha enterrado lo suficiente en mi alma.

Acaso querrá cobrarme el mal sabor de sus recuerdos; acaso deba yo prohijar sus heridas y derramar por ellas mi sangre.

Quedaré exangüe entonces porque sus heridas parecen ser profundas.

Me odia y cada día muero en sus palabras, en su mirada; muero en sus deseos.

Me sepulta en sus sueños y desespera de rabia cuando escucha en las mañanas mi estertor agónico.

Me mataría a traición, si no fuera porque piensa que así me libraría de un suplicio.

Hoy las nubes convergen como plañideras y lloran por mi muerte, por esa muerte que se repite cada momento es sus pensamientos.

De eso tan bueno sí nos dan tanto

Que buen regalo nos hizo la Orquesta Filarmónica la semana pasada.

El repertorio incluía  obras de Rossini, Chaivkosky y Franz Von Suppé. También se interpretaron villancicos adaptados de forma sinfónica en los que el efusivo maestro Alberto Correa puso a cantar a todo el público.

Esas tonalidades arabescas de una Danza Eslava o esos marciales sonidos de trompeta de una Caballería Ligera nos hicieron estremecer.

Para algo tienen que servir los templos, porque, que resonancia tan maravillosa la que se produce entre estos muros.

Ojalá regresen y deleiten nuevamente nuestros oídos con los hedónicos sonidos de la música clásica.