Baúl de letras

Porque siempre tendrán algo que decirnos

¡Hola muchachos!,ésta es otra más de esas inquietudes

“La mesa está servida fastuosamente,

deliciosos manjares cual celestial

ambrosía, están dispuestos para que

algunos , solo algunos, satisfagan su

indiferente  paladar”.             camela

Ayer hablaba con Gabriel sobre el tema de la mendicidad en el barrio y llegamos a la conclusión de que es una realidad más a la que no podemos ser ajenos.

Y es que cuando de ver la verdad se trata, súbitamente surgen en la mayoría, serios ataques de ceguera, sordera y hasta pérdida del olfato.

Parece que nadie ve, ni escucha ni huele la miseria.

“Hay golpes en la vida tan fuertes…¡yo no sé!, golpes como del odio de Dios”; decía Cesar Vallejo en uno de sus bellos poemas.

No podemos seguir descargando sobre la palabra “dios” todas las responsabilidades del hombre. Lo único que cae del cielo es la lluvia y uno que otro avión que no logra desafiar a la gravedad.

Si el hombre no asume que la transformación del mundo está en sus manos y no en las manos de un ser abstracto, esto seguirá igual y hasta peor.

De qué sirve una ciudad pujante si persiste el hambre y la miseria. Ese cuento de “la más educada”, es solo una fachada que oculta una realidad a la que muchos somos indiferentes.

Me pregunto que hace un niño de seis años en el Parque Berrio, a las once de la noche vendiendo dulces. Esas caritas cansadas y somnolientas se le quedan a uno en la memoria.

Y es que éste problema ya no está solo en el centro de la ciudad. Acá, en La Loma, en nuestra vereda, tenemos desde hace unos años esta situación.

Hace como un mes pasó por el sector de San Gabriel, un señor con cinco niños, los cuales decía eran sus hijos. Sus edades oscilaban entre los cuatro y los diez años. Éste señor pedía algo para desayunar a sus pequeños. Si a las once de la mañana estos niños no habían desayunado, entonces, ¿a qué hora iban a almorzar; y su higiene y su estudio?; ¿a qué hora del día disfrutan realmente de su niñez?

Este es uno de los tantos casos que existen.

Es un futuro poco promisorio e infructuoso el que le espera a estas criaturas.

Tal vez no podamos hacer mucho pero…muchchos, detengámonos un momento que en el intento nada se pierde. No hagamos parte de esa deshumanización que aqueja al mundo desde hace ya tanto tiempo. 

6 comentarios»

  ezek3 wrote @

Es cierto que está absorbiéndonos la indiferencia y que nos quedamos absortos y sin hacer nada ante las problemáticas que nos tocan y que están por doquier, (si se puede parcializar y decir esta palabra:casi) inherentes a nosotros y más visiblemente tras cada amanecer.
Lo que no comparto y lo debes inferir es la negación de que sí existe un Supremo Creador, el cual no es culpable de lo que el hombre ha hecho que sea la realidad actual. Dio, quien sí es la solución para todo aquel que se le acerque y derrumbe en su razonamiento las barreras existencialistas y religiosas, ya que Dios no llamó a nadie a buscarle con procesiones, ni con arrodillarse ante yesos ni atesorar maderas talladas; ni mucho menos creyendo que es el hombre autosuficiente para vivir.

Lo que quiero decir, para no crear disención ni malentendidos, es que el hombre solo y valiéndose de sí mismo no es la solución; pero sí parte activa en la resolución de las problemáticas que le apremian.

Bacano que toqúes el tema!!!

P.D: felicitaciones por el blog

  Jorge Montoya wrote @

Queda siempre una sensación de impotencia ante estas situaciones, pero al menos cuestionándonos a nosotros mismos podemos llegar a proponer alternativas que sería lo importante.

Hay proyectos, programas, iniciativas y otras actividades en busca de detener este tipo de realidades pero siempre será poco. En lo personal trato de aportar con lo que puedo, que si bien, no consiste en aportes materiales, al menos compartiendo lo que sé, mis ideas y mis propuestas siento que ayudo.

A ver que se nos ocurre para que el HiperBarrio que queremos construir pueda ayudar en este aspecto.

Saludos.
😀

  akenaton wrote @

Amiga: Sabes que yo si comparto tu negacion rotunda. querer demostrar la existencia de dios es como querer agarrar una sombra en la pared.
El mismisimo pueblo hebreo se preguntaba hace más de tres mil años siendo esclavos en egipto, donde estaba dios que les veia sufrir indiferente.
para mi, dios se suicido de dolor y verguenza, despues del diluvio. Porque dolor y verguenza es lo que causa una creacion tan chueca.

o tal vez, como existe desde siempre, y “siempre” es un periodo tan largo, no le a quedado tiempo de llegar a existir en nuestra era.

No podemos estar confiando en un dios inexistente, tenemos que resolver nosotros nuestros problemas.
La mendicidad es un problema Grave en nuestra comunidad, Tenemos que actuar ante el, porque ponerlo en manos de dios, es olvidarlo y ponerlo en manos de la nada.

  catirestrepo wrote @

Camela: Tienes un blog muy pero muy interesante…
Este artículo refleja su fuerza…
Es cierto que las situaciones de miseria vistas en el barrio han sido ocultadas por la indiferencia de los habitantes…

  joniska wrote @

bueno carmen pues que te dijera hay una razon y es que los seres humanos no afrontamos nuestras realidades y si no empesamos desde hay y dejamos de meterle la culpa a otros no podremos dar soluciones a esos peuqños problemas que van creciendo

  celexa wrote @

celexa

unmistaken alienages


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: